Un plan editorial es una herramienta muy útil en el mundo de la creación de contenidos y redacción. Últimamente se ha popularizado mucho en algunos sectores como el del marketing digital, el community management o la redacción de contenidos digitales con diferentes propósitos. Si estás interesado en saber cómo funciona y cómo se crea el plan editorial, quédate. Y recuerda que en Instituto Europeo de Comunicación y Periodismo podrás especializarte en redacción con nuestro Postgrado experto en Redacción Periodística.

¿Qué es un plan editorial y cómo funciona?

El plan editorial es una herramienta muy popular utilizada especialmente para, valga la redundancia, planear publicaciones. Esta planificación editorial se plasma en un documento que se usa para programar contenidos en un espacio temporal concreto. Por lo general, el plan editorial suele ser semestral o anual, aunque puede adaptarse a las necesidades de cada caso.

La función principal de este plan es organizar las tareas necesarias para la creación de

Para que el plan editorial pueda cumplir con su función principal, es imprescindible que se actualice de manera periódica y esté consensuado con todos los profesionales involucrados en el proyecto que rige.

Además de mostrar la fecha de entrega, en un plan editorial suelen aparecer también otras fechas importantes en el ámbito de los contenidos. Así, por ejemplo, muestran también las correcciones, revisiones, entregas y publicaciones de los mismos.

¿Cómo crear una planificación editorial?

Si antes estábamos limitados a fechas límite para la impresión y distribución de contenidos, hoy, con la revolución digital, gozamos de un gran abanico de posibilidades. Ya podemos acceder todos a él, modificarlo según nuestras necesidades y consultarlo cuando queramos.

Así, toma nota sobre estos consejos para crear una mejor planificación editorial para ti y tu equipo:

1-. Establece la temporalidad de tu plan

Dependiendo de la cantidad de contenido que queramos plasmar en el plan, deberemos crearlo de una temporalidad u otra. En principio, los planes editoriales suelen ser anuales, aunque también pueden ser semestrales, mensuales o, en casos muy puntuales, incluso semanales.

2-. Deja espacio

Intenta que su diseño sea espacioso, incluyendo algunas celdas en blanco para agregar cometarios, links, fuentes u otras informaciones.

3-. Multipersonal y multitarea

Si trabajas en equipo, crea un plan de contenidos editoriales que te permita asignar tareas a diferentes personas. O que estas mismas puedan participar de la planificación añadiendo información.

4-. Diferentes planes editoriales

No se recomienda mezclar muchísimos datos e información en un mismo plan. Así, por ejemplo, si trabajas en un departamento de marketing digital, no es recomendable que unas la planificación editorial del community manager y el del redactor del blog. Cuanto más sencilla y clara visualmente sea la planificación, más fácil será ejecutar, monitorizar y cumplir tareas.